En las clínicas dentales de Pollença cada vez recibimos un mayor número de pacientes con problemas causados por las muelas del juicio. Se le da ese nombre a los últimos molares que se desarrollan, algo que suele ocurrir entre la adolescencia y la edad adulta, supuestamente cundo se alcanza la “edad del juicio”. No en todo el mundo se llegan a desarrollar estas muelas pero son muchos los casos de pacientes a los que les producen molestias y dolor.

El problema más común que originan las muelas del juicio es que, a veces, cuando comienzan a crecer, no tienen espacio suficiente y comienzan a causar un dolor que se va intensificando con los días. Cuando esto ocurre lo mejor es acudir a una de las clínicas dentales de Pollença para que las extraigan. Los pacientes con problemas en las muelas del juicio se presentan casi siempre con los mismos síntomas: fuerte dolor en la zona, hinchazón, molestias para abrir la boca y comer, etc.

Cuando un paciente manifiesta estos síntomas el odontólogo realizará una serie de radiografías de la boca para saber si las muelas del juicio van a causar algún perjuicio al resto de piezas dentales y, si entiende que puede ser así, entonces, procederá a su extracción tras anestesiar al paciente. Dependiendo de su estado el dentista puede decidir sacarlas todas en una misma sesión o hacerlo en varias jornadas.

Cuando aparecen problemas en la dentición es fundamental que acudas a la Clínica Dental Rident y no recurras a viejos remedios caseros que, realmente, no sirven para nada.