La ortodoncia invisible en Pollença es uno de los tratamientos más utilizados a la hora de corregir dientes torcidos, que además de ser un problema para la salud también son un problema estético.

Muchos de los tratamientos que se utilizan para la corrección de los problemas en las piezas dentales no son especialmente discretos. De hecho, algunos de ellos suelen causar traumas a las personas durante el tiempo que los tienen que llevar. Por eso, la ortodoncia invisible en Pollença es una gran alternativa para este problema.

Lo primero que tienes que hacer es acudir a la consulta con un especialista en ortodoncia para que pueda valorar la necesidad o no del tratamiento. Además, este tipo de ortodoncia no es válido para todos los problemas. Cuando el especialista ha dictaminado que tu problema sí es tratamiento con la ortodoncia invisible, te tomará modelos en 3D de tu boca para crear un tratamiento a medida. De esta forma, se pueden planear los movimientos que los dientes van a hacer desde la posición en los que los tienes ahora hasta la posición final que se desea.

Se realizan alineadores transparentes que están fabricados a medida. Estos alineadores se irán cambiando de forma periódica para que se pueda desarrollar el enderezamiento progresivo de las piezas dentales. Para que el alineamiento se vaya realizando según lo planificado, los cambios se realizarán, aproximadamente, cada dos o tres semanas. Esto implica que la duración total del tratamiento oscila entre los 9 y los 18 meses, aunque es algo variable en función de las necesidades y el problema de cada paciente.

Ahora ya conoces cómo funciona la ortodoncia invisible. Si tienes cualquier duda o necesitas más información, en Clínica Dental Rident estaremos encantados de atenderte. Nuestros profesionales te ayudarán durante todo el proceso para que tengas la mayor comodidad posible.